Conozcamos algo de “El Tambor Garífuna”, el nuevo color de Hibriduz Jazz

Los tambores juegan un papel fundamental en los ritos y danzas garífunas. Se debe a sus poderes místicos de convocación. Esos poderes se remontan a África. Se usaron los tambores para apartar los nativos curiosos de sus pueblos y subirles a barcos de esclavos. Durante el largo viaje por mar, esos tambores hacían que los esclavos remaran más rápido y empujaran las flotas. Se dice que cuando los tamboristas se dormían, el remo se paraba. Sin ese ritmo explosivo, los esclavos también se dormían remando.

A partir de 1517, los esclavos africanos fueron llevados a las Islas Antillas en el Caribe. Los indios arawak y carib se morían de enfermedades europeas. Los colonizadores españoles exigían nuevos trabajadores para sus minas y plantaciones cañeras. El sacerdote español, Bartolomé de las Casas se empeñaba en salvar al indígena de su extinción. Así, convenció a Carlos V de España para que importaran esclavos africanos a las Antillas. Los esclavos africanos escapados de las plantaciones o naufragios se mezclaban con las poblaciones nativas. El resultado fue una nueva raza, el caribe negro.

Los tambores africanos fueron llevados a las Antillas y jugaron un papel importante en las guerras del carib negro. El autor garífuna, Justin Flores recuerda que su padre contaba historias sobre los antepasados tamboristas. Según esos cuentos, el carib negro nunca entraba en batalla sin sus tamboristas confiables. Un tamborista hábil podía dirigir la guerra él solo. Usaba el tambor para llamar una retirada, ataque, otra maniobra. Un redoble feroz podía convertir a un soldado cobarde en un guerrero intrépido. Porque la victora muchas veces dependía del tamborista, Flores decía, “el lema era ‘silencio al tamborista y su batalla está medio ganada.'” Soldados especiales fueron entrenados para proteger al tamborista porque eran los blancos de ataques enemigos.
Tamboristas garífunas tocan tambores sagrados en Triunfo de la Cruz, Honduras. Crédito: Drew Irwin, Asociación Cultural InCorpore©.

Hoy en día, el garífuna sigue creyendo en los poderes convocatorios de los tambores. Tras una muerte en la comunidad, los tamboristas garífunas pueden tocan sus tambores de casa a casa. Eso notifica a sus vecinos de la muerte y llama al pueblo al velorio. En el velorio, bailar punta y tocar tambores es común. Algunos dicen que el tamborista ejecuta los tambores para convocar a los espíritus ancestrales. El danzante se comunica con el tamborista al seguir el ritmo de los tambores. Se puede entrar en un estupor, visitado por un antepasado. Otros dicen que eso se da sólo en la ceremonia sagrada del dügü. No obstante, los tambores tienen mucha importancia en la cultura garífuna debido a sus poderes de convocar a sus antepasados queridos.

Puede escuchar Tambor Garífuna ( Tocado por el maestro – Melvin Maldonado ) en nuestra pieza: El Viejo, de nuestro disco “Sesión Jazz” descargandolo completo aquí: http://hibriduzjazz.com/tienda/session-jazz-album/

Fuente: https://web.stanford.edu/group/arts/honduras/discovery_sp/art/music/drums.html

Deja un comentario